viernes, 19 de marzo de 2010

Asómate, asómate, es una casa nueva...


"bienvenido a este blogmundo"

PERMANENCIA VOLUNTARIA
SI, PERO LOS ANTIDEPRESIVOS ME PRODUJERON ACNÉ Y ARRAZARON CON MI FLORA INTESTINAL...

8:05 dije ante la puerta: vengo a pedir informes, el policía me dejó pasar. La cabeza me flotaba desde hacía dos días y escuchaba un leve zumbido en los oídos.

8:07 con la cara acartonada dije de nuevo en la recepción: vengo a pedir informes, es que me quiero suicidar. Sin sorprenderse, esa señora güera y regordeta me miró de arriba a abajo y me dijo que esperara.

10:20 siendo el turno 66 desde la ventanilla gritaron mi nombre: ¡Maestra de Español! pasa por favor. Fui interrogada por 3 psiquiatras (hola, soy el psiquiatra X, hola soy la psiquiatra Y, buenos días soy el psiquiatra ZZ), no podía creer lo que estaba haciendo, que realmente estuviera ahí. La sola posibilidad de que fuera real me asustaba todavía más. Algo estaba pasando. De verdad. 3 doctores me revisaron el semblante, el cuerpo, me entrevistaron, todos tomaban notas de mis datos y de mis respuestas. Una trabajadora social y una enfermera lo volvieron a hacer, incluyendo mis signos vitales otra vez. Todos ellos me preguntaron si estaba menstruando y que cuándo había sido la fecha de mi último periodo.

En cuanto me dijeron que me sentara frente al doKtor X lo hize y lo que siguió fue aterradoramente veloz (estuve algo así como todo el día en varios consultorios y en salas de espera). Su primera pregunta fué: ¿cómo estas? Mal, me solté a llorar y a temblar. Al principio casi no podía hablar, me dieron los primeros calmantes. Vino la sensación de expansión del cuerpo, mi cerebro se concentró en su rostro blanco, sus cabellos cortos y ligeramente parados, sus ojos grandes y redondos, me miró con toda atención.

Qué por qué estaba ahí? porque al principio de un curso, al pasar lista, me ganó estrepitosamente la risa por los apellidos de un alumno: roberto mata mota. Nadie más lo hizo sino que me miraron como zombis. Porque admiro a Margarit Duras y leí obsesionada cuatro veces seguidas el arrebato de Lol V. Stein en tres días sin salir de casa al tiempo que peleaba con mi hermana. Porque comía 3 vecesa a la semana. Porque se me aparecía un punto negro en todas las cosas que yo veía, un libro, la mesa, la pared, el escritorio del doKtor. Porque en un pasón de mota tuve el peor momento de mi vida: no sabía quién era yo, no filosóficamente, sino real y elementalmente... el terror.
Porque había tocado fondo, porque había mirado a la bestia directamentea los ojos y porque todavía seguía en este planeta.

Fueron 3 días y 2 noches seguidos de una asistencia regular durante 3 años. Ahora ya no tengo granitos que reventarme, pero la flora no se compuso del todo. Me volví comodamente hipersensible al aguacate.




////////////////////////

¿me coges? Sí
¿con todas tus fuerzas? Sí mujer


2 comentarios:

Ánuar Zúñiga Naime dijo...

Yo tuve un compañero en la secu que se llamaba exactamente igual. ¿Sería el mismo? ¿Habrás sido mi maestra de español?

Maestra de Español //Histérica Sadomasoca dijo...

ánuar:
me habría encantado pues: tu si escribes muy bonito, para ti soy libro abiertoooo, escribe en mí te necesito