viernes, 27 de agosto de 2010

tell me why I don't like freyday............


(EN LOS ÚLTIMOS DÍAS LE HAN PASADO UNAS COSAS BIEN FEAS A LA MAESTRA DE ESPAÑOL):

En las noticias hablan de una pinta con la leyenda:
*Voy a explotar*



Primer acto: Sí claro, antes era común que la gente usara otro nombre...

Maestra de Español recibe un mensaje en su celular justo antes de comenzar a dar clase. El mensaje dirá lo siguiente:

Maestra de Español no me dejaste la correspondencia que hoy te tocaba te pido que nos apoyemos y evitemos conflictos internos sabes que estamos en una situación especial

Escucha el sonido pero no lo leerá sino hasta finalizar.

Los días en que da clase normalmente se las arregla para ir releyendo sus materiales a lo largo de la mañana y así ir preparando su tema. Pero las últimas semanas han estado tan cargadas que no lo ha podido hacer, ella piensa que es una temporada solamente y que se va a pasar en lo sucesivo. Trata de leer pero no puede. Y así se fue dar su clase, sin haberla preparado. Ya se me ocurrirá algo, piensa.

Este día su clase ha sido la peor que ha tenido en esa escuela, más de 5 errores que tuvo que detectar, luego admitir y finalmente corregir frente a los ojos de todos. Empezó a sudar, a mostrarse nerviosa y eso la ponía más nerviosa aún, y lo que más le chocaba es que se le comenzaba a notar en la voz. Sentía que no podía desarrollar completamente una idea -demonios-, pensaba que ya todos lo habían empezado a notar, que ya todos se daban cuenta de que no sabía nada, los terribles ojos escrutadores. Quizo echar mano de la experiencia y trató de llevar el punto a un lugar conocido que pudiera manejar, pero no podía extenderse tanto -oh no-, bueno, hacer efectos especiales al estilo de simular con la voz una explosión al momento de decir la URSS se colapsó en 1991 pugggg!!!!, risas, ok, todavía se ríen de mis payasadas. Pero comenzaron las lagunas, no podía recordar lo que se suponía que ya manejaba. Siguiente recurso: repetir lo ya dicho y así hasta que recuerde. Ok. Oye miss, y entonces ¿cuál era el verdadero nombre de Guadalupe Victoria? ¿Eh?

Segundo acto: la aspiradora y el hamster

Maestra de Español es pésima para los protocolos más simples, en algún momento de la vida se le torció el sentido común y con ello perdió muchas de las fórmulas sociales de cortesía que constituyen una cuestión de vida o muerte social en situaciones complicadas, o más o menos complicadas. A pesar de esto, hizo un esfuezo por salvar su imagen y dijo ya para terminar: hay chicos van a decir que qué mala maestra es su maestra, discúlpenme hoy, ha sido una pésima clase, les prometo investigar los datos pendientes y se los traigo la próxima semana, me los llevo de tarea, jeje.

Así dieron las 7 la noche y el significado de la palabra vergüeza la abrazaba de los pies a la cabeza, -autosabotaje, verdad doktor?. Por fin se acerco a leer el mensaje y le cayó como vaca del cielo. Sintió rápidamente un dolor en el estómago, a qué venía todo eso de evitar coflictos y apoyarnos si siempre lo había hecho. La situación que anunciaba era delicada pues la relación con su jefa no era muy buena que digamos, de hecho a la Maestra de Español su jefa le cagaba la madre, pero no de origen, explico, la Maestra no tenía nada contra ella en un principio, sino que fueron las constantes acciones ojetes de la jefa para con ella, desde andarle buscando el más mínimo error para echárselo en cara, o bien las burlas que hacía frente a toda la oficina de cosas que todos sabían que eran del gusto la Maestra, como aquel día que dijo que su hija decía que los tenis converse son de marihuano y a continuación cacaraqueó una risa forzada.

Maestra de Español sentía su hostilidad y trataba de que no la afectara tanto, sin embargo seguía sintiendo la violencia subjetiva. Lo más feo, y que incluso ella misma se reprochaba su sentimiento de dolida, era cuando su jefa le mostraba la más abusoluta indiferencia, desde llegar y saludar a todos genéricamente pero saltándosela a ella con la mirada, hasta cuando sucedía que platicaba sus aventuras de la cocina de su fin de semana dirigiéndose a la secretaria de junto únicamente, el contenido la dejaba sin cuidado, pero el acto de omisión era el que resentía. Excluirla de los asuntos de la oficina era otro campo en el que le mostraba su menosprecio. Varias veces incluso la corrió con la mirada de su oficina cuando ella se acercaba a entregarle algo y se encontraba más bien platicando con la secretaria ya mencionada. Era muy desgastante tener que andar práticamente detrás de ella para que le pudiera pasar sus reportes, tener que buscarle la cara para que la escuchara.

Varias veces se había preguntado por el motivo de su actitud, puesto que ella nunca le había dado muestras de enemistad o de ganas de fregar, más bien había mostrado una ingenua actitud de cooperación pero esta se estrellaba en la mirada altiva y despóta de la jefa. La Maestra de Español pensaba que lo que sucedía era lo mismo que pasaba con muchísima frecuencia entre las mujeres: así como los hombres rivalizan a partir de diferentes versiones fálicas, las mujeres rivalizan por los hombres, explico, Maestra de Español era más jóven, delgada y bonita que ella, vulgar envidia pues. Siempre llegaba a ese punto.

Maldecía a ese ser, la consideraba moralmente inferior, sus actos para con ella la habían llevado en muchas ocasiones ha invocar aquel recurso de Kevin Arnold en situaciones de odio extremo: "Hiroshima a mi jefa".

Esta sería la primera vez en que tendría el gusto de regañarla como nunca antes la había tenido, Habían llegado a una situación como de espejo en donde la una vigilaba la vigilancia de la otra aunque con distinta intención, pues la Maestra lo hacía para tratar de preveer el momento en que se le iba a agazapar como león a su presa en algún documento o en general en cuaquiera de sus actos en la oficina.

Señora burguesa bien cuidada que se reía de sus bolsitas y le decía que por qué se vestía tanto de negro, que parecía dark

Señora burguesa bien cuidada que gritaba a los cuatro vientos, cada lunes, lo que hacía de comer para sus hijos el fin de semana, recalcando, por su puesto, la marca de los alimentos

Señora burguesa bien cuidada que colecciona gritos en su persona al manejar

Señora burguesa bien cuidada que ha hecho de la frase "se me traspapeló" parte de su personalidad

Señora burguesa bien cuidada perteneciente a la familia de las psicópatasarrojagatosalbotedelabasura y declara haber descubierto hasta las vacaciones pasadas que no sabía que los perros y las perras hacen distinto de la pipí

Señora burguesa bien cuidada que se pone de buenas cuando realiza compras para la institución, y se pone de malas cuando le piden información sobre X cosa

Señora burguesa bien cuidada que manda imprimir el mismo documento 3 veces en la semana
Señora burguesa bien cuidada que llama para decir: mira mándales un correo y diles que está mal escrito, no pendeja, es latin y quiere decir la justicia, ¿ah si?

Señora buerguesa bien cuidada que se va derechito a la chingada...


Tercer acto: Plegaria por una cerveza

Maestra de Español se dirige a su casa escuchando el radio de pie dentro del metrobus. Trata de aplacar el impulso que la lleva a tratar de encontrar culpables. Ok. No hay culpables, sólo personas responsables de sus actos. Llega a su casa, abre la puerta y un lindo charco la da más calurosa bienvenida. ¡Diantres! la maldita ventana se quedó abierta. Ok. toma aire, toma la jerga y no toma cerveza porque ya no hay, y empieza a limpiar. Cuando termina decide sentarse frente a la computadora, abre su feis y lee un comentario que le pide aclaración sobre un comentario suyo: ¡puta madre, qué escribí!. Preocupada por mantener una imagen decentemente aceptable de su coheficiente intelectual trata de explicar el enunciado. ¿Cómo decir que la plegaria del Del Paso compite con "La mamá más mal del mundo"... y le gana? Demonios y yo que me muero por una chela... :S


- x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x x -


Al final del día quedan las


___________________________Llamadas telefónicas


en el monitor...



4 comentarios:

Fénix dijo...

Los jefes del laboro, son como una patada en el culo.

Pequeña Saltamontes dijo...

Tsss... yo casi siempre improviso mis clases. Es raro que prepare una, sólo cuando voy a dar por primera vez una materia que no domino bien.

Pero luego de dos años de impartir el mismo curso, ya me hice mañosilla.

¿Y en qué terminó el relajo? Esa jefa tuya de verdad es un ser nefasto. Me da pena la gente así, tan miserable. Pobre de ella.

Y mucho ánimo, espero que hayas conseguido esa chela que tanto querías y que el asunto haya terminado bien.

Histérica Sadomasoca dijo...

Saltamontes, el asunto quedo como precedente importante, ahora ella ya sabe que me ha metido un gol, creo que el asunto consiste en que en cualquier momento puede echar mano de ello y espetármelo en la cara, creo...

mmmmh, cerveza!!

Histérica Sadomasoca dijo...

Saltamontes, el asunto quedo como precedente importante, ahora ella ya sabe que me ha metido un gol, creo que el asunto consiste en que en cualquier momento puede echar mano de ello y espetármelo en la cara, creo...

mmmmh, cerveza!!